Por qué Vance Joseph no seguirá como HC de los Broncos al finalizar la temporada…

Estándar

Sí, otra vez voy a hablar de cosas que quizá a nadie le interesen, pero esa es una de las ventajas de tener tu propio blog, puedes escribir de lo que te venga en gana…

Lo acepto, esto no es más que pura especulación (y esperanzas de un aficionado), pero viendo como está la temporada de los Broncos, veo muy poco chance de que Vance Joseph siga como head coach el año que viene.

Antes que nada, debo aceptar que no me gustó mucho la idea de que los Broncos obviaran a Kyle Shanahan y terminarán contratando a Joseph. Con la salida de Kubiak, creí que los Broncos necesitaban que una mente ofensiva tomara las riendas y que pudiera moldear ya sea a Trevor Siemian o Paxton Lynch en un mejor QB, mientras regresaba Wade Phillips para continuar liderando a la mejor defensa de la liga.

Pero John Elway y los Broncos decidieron jugársela con Joseph, y aquí estamos con un récord de 3-7, una linea ofensiva endeble y ni siquiera hablemos de los equipos especiales. Vamos, incluso tuvimos a Osweiler de nuevo como QB titular.

¿Pero qué me hace creer que Joseph dirá adiós una vez que esta temporada termine?

1. El factor John Elway

A John Elway no le gusta perder. Especialmente desde que se convirtió en el mandamás de los Broncos. Tiene un legado a través del estado de Colorado (junto con Wyoming, Montana, Nuevo México y parte de Kansas) que le llevará mucho tiempo empañarlo. Pero en este momento, con tantas incertidumbres en el equipo, Elway querrá mostrar que sabe como corregir el rumbo y hacer las cosas mejores. No saldrá y se echará la culpa, eso es seguro, así que ¿quién es el siguiente en linea? Ese sería Joseph.

john-elway-041516-getty-ftrjpg_13seutqzdleh71g2a8xx5boxsj

2. ¿Por qué esperó tanto para hacer cambio de QB?

Mientras podemos culpar a Elway de no reforzar la posición de QB durante la pretemporada (¿en serio alguien CREE que Siemian era el futuro?), es culpa de Vance Joseph esperar tanto en hacer el cambio. Trevor Siemian comenzó bien la temporada, pero hay que aceptar que solo por momentos. En cuanto su progreso comenzó a detenerse y el equipo comenzó a sufrir por ello, debió realizarse un cambio de inmediato. Lo mismo sucedió con Osweiler, aunque aceptemos que al menos sabe como jugar en el Mile High. Si el equipo luce mejor ahora con Lynch como QB, y aún así no se llega a playoffs, la culpa se irá directo a Vance Joseph por no hacer los cambios antes.

paxton-lynch-070617-getty-ftr_avyitdn0cinr1nb8a3jier26b

3. Los fans se están haciendo oír y están molestos

Esto también tiene que ver con Elway. Sin embarho, como ya lo mencioné, Elway no se va a despedir a si mismo. Existe una enorme cantidad de tweets, publicaciones en facebook e instagram con gente expresando su molestia con las decisiones que Elway ha tomado, incluido contratar a Joseph. A menos que se de una gigantesca voltereta a la situación, las quejas seguirán llegando.

tweets

Anuncios

De la NFL, los Denver Broncos y los bandwagon fan

Estándar

Advertencia: Esta entrada es más un rant que un artículo normal, además si no eres fan de la NFL o los deportes en general es probable que esta entrada te resulte un poco aburrida o incluso hasta molesta. Puedes continuar leyendo bajo tu propio riesgo, o irte en este instante –no me voy a molestar, en serio–, eso sí, no quiero que sientas que perdiste tu tiempo si te vas, así que les dejo el siguiente video para que se diviertan un rato.

Muy bien, después de las risas, es hora de comenzar.

El football americano es un deporte que no es sencillo de entender para muchos, sin embargo, a pesar de esto cuenta con muchos adeptos alrededor del mundo — incluyéndome — aún así su popularidad no llega a los niveles del futbol (el del video) que todos conocemos.

La liga profesional de los Estados Unidos  –NFL– ha conseguido, año con año, en contra de lo que las estadísticas dictan lograr audiencias record en su juego de campeonato, el Super Bowl. Y poco a poco más gente se hace llamar “fanática” de este deporte. Hasta ahí todo normal.

Si no han vivido debajo de una roca en el último año, habrán visto el Super Bowl en febrero, o cuando menos habrán escuchado del juego y su resultado con los Denver Broncos resultando campeones de la mano de Peyton Manning y con un excelente juego de Von Miller. Aún normal, supongo.

Esta alza de popularidad que ha tenido la NFL ha derivado en algo que la gente ha denominado Bandwagon Fans, en otras palabras, son las personas que siguen a un equipo porque va ganando y no sienten una verdadera afición por el equipo como tal. ¿Cómo nos dimos cuenta de esto? Fue relativamente sencillo, hace 3 años comenzaron a aparecer “seguidores de toda la vida” de los Seattle Seahawks, un equipo que hasta entonces no era precisamente conocido fuera de Estados Unidos y con escasos seguidores fuera de Seattle. Sin embargo, estos seguidores comenzaron a desaparecer cuando el equipo empezó a perder protagonismo, y de pronto surgieron “seguidores de toda la vida” de Carolina Panthers.

Si bien, esta clase de aficionados no daña a nadie hay otros que suelen llegar a ser insoportables, y son los que se han vuelto “seguidores de toda la vida” de equipos que han mantenido protagonismo por una buena racha los últimos años, entre ellos podemos nombrar a los Denver Broncos, New England Patriots, Green Bay Packers y Pittsburgh Steelers. Estos cuatro equipos han sido frecuentes contendientes de Playoffs desde la temporada 2010, así que se han hecho de bastantes fanáticos en los últimos años.

Comprendido lo anterior permitanme narrar mi historia. El día Lunes (24/10/16), el Moonday Football Night programado fue entre los Houston Texans y los Denver Broncos, yo soy seguidor de estos últimos desde hace muchos años, por lo que llevaba puesta mi sudadera con el logo del equipo. Me dirigía a mi casa después del trabajo, y por razones de las que no vale la pena hablar tuve que irme en transporte público. Todo era un día normal. Hasta que escuché que alguien sentado detrás de mi dice en un tono un tanto sarcástico en clara alusión a mi:

“Nada mas llegan al Super Bowl y salen fans de la nada.”

Se trataba de un señor de cerca 40 años. Intrigado decidí preguntarle cual era su equipo y desde cuando lo seguía. Su respuesta: “Patriots y desde hace varios años.” Al preguntarle cuantos años, no pudo responderme con certeza, así que decidí pedirle que me dijera algunos jugadores que recordara haber visto jugar. Ninguno de los pocos que mencionó era de antes de 2008, exceptuando obviamente a Tom Brady. Finalmente pregunté por qué había elegido a los Patriots, y su razón me pareció comprensible aunque un tanto hipócrita dado su comentario inicial:

“Antes le iba a los Vaqueros, pero como ya no ganaban nada me cambié a los Patriotas porque esos si son buenos”

Como era de esperarse, no me pude quedar callado. Y respondí de la siguiente forma.

“Efectivamente comencé a irle a los Broncos cuando los vi en un Super Bowl, pero yo tenía 11 años, los vi ganar 2 Super Bowls consecutivos, y después durante 17 años no los vi ganar nada. Me tocó verlos ser de los peores equipos de la liga en varias ocasiones, ver que ningún QB duraba más de 4 temporadas en el equipo. La diferencia entre tú y yo es que no importa el tiempo que pase, así no vuelvan a ganar, o siquiera llegar a otro SB en lo que me resta de vida, yo no voy a cambiar de equipo.”