Terminando el año con Bloqueo de Escritor

Estándar

Todo comenzó justo al terminar el NaNoWriMo, desde el 1 de Diciembre que no puedo terminar bien ningún escrito, sea de lo que sea. No se si sea correcto llamarlo bloqueo de escritor, porque de hecho he continuado produciendo textos, de hecho, desde entonces he iniciado más escritos en un mes de los que me gustaría; varios de ellos para el blog. Tristemente es altamente probable que ninguno de ellos vea la luz. Incluso en el momento en que escribo estas líneas no estoy de todo seguro de que alguien pueda leerlas.

Quizás debería llamarlo auto-edición excesiva. Cosa que había dejado un poco de lado durante este año –especialmente en el blog y durante el nanowrimo– y sin duda es gracias a ello que mi producción escrita este año ha sido sin lugar a dudas bastante grande. Para ser sincero, nunca antes alguno de mis blogs había tenido al menos una entrada cada mes del año, cosa que es fácil de comprobar.

Incluso, durante este año publiqué más tiras de «Relatos de un Friki» que los 6 años anteriores en conjunto.

En lo referente a historias, cuentos y relatos que escribo generalmente para desahogar mi vena «creativa» también fue un año bastante bueno, tan solo en la novela para el nanowrimo escribí más de 26,000 palabras; palabras que seguramente nunca verán la luz ahora que las he leído un par de veces y no les encuentro ni pies ni cabeza.

Es por eso que después de un año, en apariencia tan prolífico, me sienta mal que durante este último mes, en el que tenía tantos textos en mente pensados, preparados y muchos incluso iniciados termine el año con apenas estas líneas. Simplemente no me gusta lo que escribo, soy mi peor crítico, y eso me ha llevado a un estado de frustración.

En fin, aprovecho estas últimas líneas para desearles felices fiestas, prospero año y todas esas cosas. Digo, en caso de que también termine desechando el texto que he preparado para eso…

Y lo dejaré hasta aquí, en la tele está la película de «Wolverine Inmortal» que aunque muchos la odian a mi me gusta bastante, porque… ¡¡Tao Okamoto!! ❤ Así que la utilizaré como pretexto para no revisar esto..

tao-okamoto6_geraldinedenman-1024x682

Maw fuera.

NaNoWriMo, escribiendo una novela en un mes

Estándar

Existe una frase bastante famosa atribuida a José Martí: «Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro». Bien, la primera la he hecho varias veces, una de ellas está ahora mismo creciendo afuera de casa de mis padres, la segunda lamentablemente no depende solamente de mi, y dada la escasa cantidad de personas interesadas (al menos que yo sepa) en apoyarme con dicha tarea continuaré dejándola para después. Sin embargo, si aún no cumplo la última no ha sido por falta de intentos.

Desde hace varios años por mi cabeza rondan muchas historias, algunas serias, otras absurdas. Unas cuantas han ido a parar al papel (virtual) y otras han quedado solo en ideas. Pero ninguna a la fecha puede considerarse un libro. Si bien desde hace mucho tengo la intención de escribir un libro –una novela para ser especificos–, por muchas razones no lo he podido concretar —procrastinación principalmente— pero como ya lo mencioné, cuando menos no es por falta de intentos.

¿A qué voy con todo esto? Bueno, como podrán imaginárselo por el titulo de esta entrada, tengo la intención de participar en el NaNoWriMo de este año, y escribir una novela en 30 días. Para los que no estén familiarizados con el concepto —supongo que la gran mayoría— trataré de explicar a grandes rasgos que es el NaNoWriMo.

El NaNoWriMo (National Novel Writing Month) surgió en 1999, en Estados Unidos, cuando una veintena de amigos se propuso un reto: escribir una novela de 50 mil palabras en un mes. El mes de noviembre. El equivalente a 50 mil palabras es un libro de unas 175 páginas, o unas 80 páginas de Word en Times New Roman 12, interlineado sencillo. Con el paso del tiempo termino convirtiéndose en un evento internacional y es considerado por muchos como la forma ideal de crear un primer borrador de tu novela.

El NaNoWriMo te propone un suicidio social y/o familiar. Y prácticamente te obliga a escribir. Escribir cincuenta mil palabras en tan sólo treinta días no es tarea fácil. ¿La solución? Escribir, escribir y escribir. Cantidad sobre calidad. Al fin y al cabo tienes otros once meses para revisar y corregir lo que hayas escrito, pero en estos treinta días hay que escribir cincuenta mil palabras.

Obviamente, la novela no tiene por qué tener sólo cincuenta mil palabras, pero te comprometes a escribir al menos esa cantidad durante sólo un mes. Participar es muy sencillo, tan sólo tienes que inscribirte en la página oficial.

Aunque conozco esta iniciativa desde hace varios años, nunca me había propuesto participar, o lo había pensado pero finalmente por una u otra razón terminaba descartándolo. Sin embargo por alguna extraña razón últimamente el deseo, junto con las ganas de escribir y contar mis historias, por mas absurdas que sean, se ha acrecentado, así que en esta ocasión me dije a mi mismo: «¡Que diablos! No es que tenga mucho mas que hacer. Ademas tengo suficiente tiempo disponible».

Pero no crean que decidí participar y que el 1 de Noviembre comenzaré a escribir desde cero. Es una decisión que tome hace varios meses y desde entonces he ido preparando todo —trama, personajes, estructura— para tener una base solida sobre la cual comenzar a escribir, después de todo, esta preparación esta permitida e incluso es alentada por los mismos organizadores.

Así que, deséenme suerte, y si no hay actualizaciones en el blog durante noviembre —lo cual espero no pase— es precisamente debido a esto. Y si alguien más gusta participar, con gusto puedo ayudarles en lo que necesiten. Y no se desanimen, recuerden que se trata de escribir en realidad el primer borrador de una novela, así que no importa la calidad, sino la cantidad.