Hibike! Euphonium, todo lo que K-On! no pudo ser

Estándar

Soy un hombre simple, me gusta el anime y me gusta la música, por lo tanto suelo ver animes en los que la música ocupa un papel principal en la historia. Es por eso que entre mis series favoritas se encuentran Nodame Cantabile, Shigatsu wa Kimi no Uso, La Corda d’Oro o Full Moon o Sagashite. Y aunque la música toma un papel importante en cada una de estas series sigue siendo de cierta forma un papel secundario, fue por eso que cuando salió K-On! que prometía ser no un drama o romance más, sino un Slice of Life no pude evitar emocionarme. Lamentablemente no cumplió con mis expectativas. K-On! sobre el papel tenía mucho potencial, tristemente KyoAni decidió apostar por el humor simple en lugar de desarrollar a los personajes –el mismo error que cometió con la segunda temporada de Haruhi–, y todo el potencial de narrar una historia en la que la música jugara un papel importante en la vida de los protagonistas se perdió y pasó a segundo o hasta tercer plano. Parecía que no había esperanzas y que KyoAni seguiría por el mal camino, hasta que apareció Hibike! Euphonium. Continuar leyendo

心が叫びたがってるんだ (El corazón quiere gritar)

Estándar

¿Alguna vez se han puesto a pensar en cuanto daño pueden causar las palabras?

心が叫びたがってるんだ (Kokoro ga Sakebitagatterunda), subtitulada como Beautiful Word Beautiful World, es una película del 2015 producida por A-1 Pictures (Erased, SAO, AnoHana), dirigida por Tatsuyuki Nagai (Toradora, AnoHana) y escrita por Mari Okada (True Tears, Rozen Maiden, Nagi no Asukara). El título original literalmente significa: El Corazón quiere gritar.

La historia gira alrededor de Jun Naruse una niña conocida por ser muy habladora, siempre diciendo lo que quiere. Ella sueña con ser invitada algún día a un baile en el castillo que está en la cima de la colina, pero en su inocencia no se da cuenta que dicho castillo en realidad es un Love Hotel. Un día mientras visitaba el castillo e imaginaba las fiestas que ocurrían allí, ve salir un auto conocido, el conductor es su padre y ella imagina que debe ser un principe pues ha salido del castillo. Superada por la emoción va a contárselo a su madre:  “No sabía que mi papá era un príncipe, pero la princesa no eras tú mamá”. Ella le pide que no diga nada más y que nunca vuelva a hablar de lo que vio.

Las consecuencias no se hacen esperar ya que debido a esto la madre de Jun obliga al padre a irse de la casa. Cuando Jun intenta ayudar a su padre diciéndole que si está peleado con mamá ella puede intervenir. La respuesta del padre es simplemente brutal: “Jun… en verdad te gusta mucho hablar, ¿verdad? Ahora que lo pienso, todo esto es culpa tuya”.

Mientras Jun llora por haber causado la separación de sus padres, un huevo encantado aparece y le sella la boca, de esta forma — sellando sus palabras — ella no podrá volver a herir a la gente con sus palabras.

La película en si muestra a Jun como estudiante de preparatoria y los problemas que sufre por no poder hablar, así como su lucha por liberarse de la “maldición” que le impide hablar, y de cómo esa lucha afecta a sus compañeros de clase y hasta a su madre misma. La interacción de Jun con los otros personajes es interesante, puesto que, al ser elegidos como comité organizador de un evento de la escuela, nos encontramos con otros 3 personajes que, aunque parece que no, comparten algo, cada uno a su manera, con Jun.

Si bien esta película no va a arrancarles las lágrimas estilo Ano Hana y ese último 「メンマ、見付け−た!」(“Menma, ¡te encontramos!”) de los protagonistas justo al final de la serie, sí hace reflexionar en lo que las palabras significan y de cómo éstas pueden herir a las personas de formas que quién las emitió ni siquiera se imagina. Y que no importa que te arrepientas de decirlas, nunca podrás retirarlas.

Con una trama sencilla, pero bien desarrollada. Completamente recomendada para aquellos que gustan de historias al estilo de AnoHana: juventud y sus problemas, pero problemas no tan superficiales, y de cómo lidiar con ellos mientras se intenta tener una vida normal como estudiantes.

Los personajes están muy bien desarrollados y aunque no conocemos realmente mucho sobre ellos — con excepción de Jun — nos podemos dar cuenta que todos de algun modo comparten con Jun ese sentimiento de tener algo que decir y no poder hacerlo. En cuanto a la animación simplemente puedo comentar que es impresionante en muchos momentos, con una gran atención a los detalles y escenarios (basados en la ciudad de Chichibu) en ocasiones bastante realistas.

Sin más que agregar, les dejo el trailer de esta buena película y les recomiendo verla en cuanto puedan.