Hibike! Euphonium, todo lo que K-On! no pudo ser

Estándar

Soy un hombre simple, me gusta el anime y me gusta la música, por lo tanto suelo ver animes en los que la música ocupa un papel principal en la historia. Es por eso que entre mis series favoritas se encuentran Nodame Cantabile, Shigatsu wa Kimi no Uso, La Corda d’Oro o Full Moon o Sagashite. Y aunque la música toma un papel importante en cada una de estas series sigue siendo de cierta forma un papel secundario, fue por eso que cuando salió K-On! que prometía ser no un drama o romance más, sino un Slice of Life no pude evitar emocionarme. Lamentablemente no cumplió con mis expectativas. K-On! sobre el papel tenía mucho potencial, tristemente KyoAni decidió apostar por el humor simple en lugar de desarrollar a los personajes –el mismo error que cometió con la segunda temporada de Haruhi–, y todo el potencial de narrar una historia en la que la música jugara un papel importante en la vida de los protagonistas se perdió y pasó a segundo o hasta tercer plano. Parecía que no había esperanzas y que KyoAni seguiría por el mal camino, hasta que apareció Hibike! Euphonium.

Hibike! Euphonium nos muestra la vida normal de un grupo de chicas de preparatoria en la banda sinfónica de su escuela y su evolución desde una banda casual que tocaba por diversión a una más seria y unificada entidad musical.

Aunque si nos basamos en la descripción podría parecer que tratan de emular el éxito que significó K-On!, pero esta afirmación no podría estar más alejada de la realidad. Mientras la trama en K-On! era más sobre chicas despreocupadas divirtiéndose, Hibike! Euphonium maneja una atmósfera mucho más sombría y una trama en la cual la banda y el lugar que los personajes ocupan en ella juega un papel determinante para el desarrollo de los mismos.

1353081133882842663

Para empezar, la protagonista Kumiko es un personaje tanto extremadamente complejo como extremadamente normal. En un principio es alguien bastante influenciable que no tiene ningún problema con que otros tomen decisiones por ella, y puede ir con la corriente sin involucrarse emocionalmente. Y fue este aspecto de su personalidad la que causó que de forma involuntaria y sin darse cuenta insultara a Reina, y aunque en un principio no entiende del todo qué hizo mal se siente bastante culpable.

Conforme avanza la serie Kumiko gradualmente evoluciona de ser un completo cero a la izquierda a convertirse en alguien con una identidad y propósito (Suck it, K-On!!) en un proceso que resulta tanto entretenido como conmovedor de ver.

Uno de los temas principales a lo largo de la serie es la toma de decisiones y hacerte responsable de las mismas. Eso es algo que –como adulto que ha experimentado en carne propia como funciona el mundo– me resulta casi catártico. Ver a un grupo de adolescentes que intentaban llevarse la vida de forma relajada verse forzados a tomar decisiones, para poco después crecer y comprender el significado, las consecuencias y el peso que estas decisiones tienen fue algo bastante disfrutable.

Si tuviera que describir Hibike! Euphonium en una sola frase, diría que es “espectacularmente normal.” Esta normalidad es, para muchos, tanto la fortaleza como la debilidad de la serie. Es esencialmente una historia donde los adolescentes, un tanto a regañadientes, aprenden a ser adultos. El mensaje es fuerte y la ejecución es ideal, lo cual realmente se agradece, pero para muchos resulta bastante mundana y carente de fantasía. Es un slice of life que es casi demasiado real y te deja con un sabor de boca un tanto contradictorio es una serie notablemente sencilla y a la vez sencillamente destacable.

En lo personal realmente disfruto mucho Hibike! Euphonium por la forma en que muestra la transición desde adolescentes despreocupados e irresponsables a adultos con responsabilidades y objetivos a través de problemas bastante reales y en ciertos casos cotidianos. Y realmente me hace preguntarme de que forma habría reaccionado o cual sería mi postura si hubiera visto la serie durante mi adolescencia…

Dicho lo anterior si eres de los que espera explosiones y robots, o una trama más ágil, loca y enrevesada en los animes esta serie no es para ti.

Nota final: Aunque no es la intención de la serie, todos sabemos que tiene tintes demasiado Yuri, sobre todo en las escenas de Kumiko y Reina…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s