Hibike! Euphonium, todo lo que K-On! no pudo ser

Estándar

Soy un hombre simple, me gusta el anime y me gusta la música, por lo tanto suelo ver animes en los que la música ocupa un papel principal en la historia. Es por eso que entre mis series favoritas se encuentran Nodame Cantabile, Shigatsu wa Kimi no Uso, La Corda d’Oro o Full Moon o Sagashite. Y aunque la música toma un papel importante en cada una de estas series sigue siendo de cierta forma un papel secundario, fue por eso que cuando salió K-On! que prometía ser no un drama o romance más, sino un Slice of Life no pude evitar emocionarme. Lamentablemente no cumplió con mis expectativas. K-On! sobre el papel tenía mucho potencial, tristemente KyoAni decidió apostar por el humor simple en lugar de desarrollar a los personajes –el mismo error que cometió con la segunda temporada de Haruhi–, y todo el potencial de narrar una historia en la que la música jugara un papel importante en la vida de los protagonistas se perdió y pasó a segundo o hasta tercer plano. Parecía que no había esperanzas y que KyoAni seguiría por el mal camino, hasta que apareció Hibike! Euphonium. Continuar leyendo

Batman vs Romance, la batalla sin fin

Estándar

Hace tiempo que no escribía de cómics, superhéroes y esas cosas, así que vamos a arreglarlo. Tomen su lugar, pónganse cómodos y prepárense a leer. Hay té y galletitas en la mesa del rincón, pueden servirse. Comencemos.

Si hay algo de lo que podemos estar seguros es que hablando de cómics nunca vamos a estar completamente de acuerdo. Sea que prefieres a Alan More o a Grant Morrison; reconocer que Archie ama a Verónica y no a Betty; o estar convencido (por alguna razón) de que Wonder Man puede derrotar a Wonder Woman.

Y aunque estas discusiones muchas veces son divertidas existen problemas de gran importancia que deben resolverse, en este caso Batman vs Cupido, — y no me refiero a Carrie Cutter, la villana de Green Arrow y Black Canary — en otras palabras “¿Debería Batman tener bati-romance en su bati-vida?”

Argumentos a favor

Batman es un semental. Lean esa oración, respiren esas palabras, imaginen esa realidad. Este es el mundo en el que vivimos. Y el maldito Batman sabe lo que una mujer quiere, y se lo dará — siempre y cuando le permitan dejarse la mascara puesta, obviamente.

Muchos dirán que Batman no debe involucrarse con mujeres: que Batman en una relación es un Batman debilitado, un caballero de la noche distraído entre su pasión y su compañera. Y ese ha sido el caso muchas veces, con mujeres que llegan a las historias de Batman solo para enamorarse de él y entonces distraerlo y/o ser asesinadas. Aún así, eso no significa que Batman no deba ser un caballero oscuro en las calles, y un cruzado enmascarado en la cama. Lo que significa es que las mujeres en su vida necesitan estar mejor escritas.

Si hay una constante a lo largo de la existencia de Batman como personaje, es que es afectado psicológicamente diariamente. Ya sea que bebe la Joker Toxin, inhala el gas de Scarecrow, o pelea contra las feromonas de Poison Ivy, la mayoría de los villanos de Batman se introducen en su mente y hacen un desastre. Su vida es una guerra constante contra experiencias mentalmente extremas, ya que todos intentan destruirlo — ya sea física o mentalmente. Y no podemos negar que muchas de sus mejores historias han visto sus misiones intensificadas por el romance; por relaciones; por sexo.

No puedes astillar un diamante a menos que tenga defectos. Para que Batman pueda ser un personaje útil, él necesita distracciones y problemas con los que lidiar, necesita llevar una vida complicada. ¿Qué es más complicado que el sexo? Cómo vencer a alguien, podemos imaginarlo, Batman puede haberlo estudiado cuidadosamente, y ver unos cuantos vídeos en YouTube que le den alguna ventaja; pero la idea del sexo es exactamente el tipo de cosa que puede tomar al mejor detective del mundo y sacarlo completamente del juego. Tomemos The Long Halloween como ejemplo. El rol de Catwoman en él no es para nada el más crucial en la agenda de Batman en la historia, pero su llegada es la que da ese giro argumental extra, y lo mantiene distraído y ocupado.

Catwoman es una de muchas mujeres que han estado en la vida de Batman, y una de las pocas que han sobrevivido a la experiencia. Y aunque puede parecer que eso se debe a que Batman es una presencia abrumadora que domina cualquier relación en la que está. Para mi, eso se debe solo a que a las mujeres no se les dado mucho la oportunidad de decidir como serán las cosas. Catwoman es uno de los pocos personajes femeninos que tienen control sobre el Murciélago, y ese es uno de los muchos argumentos que la han hecho tan popular. Otro personaje que recientemente ha utilizado el sexo como una forma de superar a Batman, y confundirlo es Harley Quinn. Otro es Poison Ivy, a su manera.

Hay un buen número de personajes femeninos que se han debilitado por llevar al Murciélago a la cama. Pero también hay un creciente numero de personajes femeninos — y masculinos — que han mejorado las historias en que aparecen a través de su relación con Batman. Lois Lane tuvo grandes historias en las caricaturas con Bruce Wayne; igual Wonder Woman. Por cada Batgirl pobremente escrita, hay una Talia al Ghul. La carrera de Batman siempre ha sido sobre escapar — escapar del callejón, escapar de su pasado, escapar de su nombre e identidad para convertirse en una fuerza de la naturaleza — pero las relaciones estrechan y mantienen unida a la gente. Es por eso que son tan perfectas para el personaje, y para sus historias. Mientras Batman trata de llegar al fondo de cada acertijo, rematar cada chiste y derretir cada hielo, cada distracción en su camino eleva la tensión.

Esas distracciones no necesitan desaparecer; solo necesitan estar mejor desarrolladas. Batman es una persona con defectos, no una fuerza supernatural de justicia. Y como resultado, algunas veces necesita ponerse raro.

Argumentos en contra

Me encanta un buen romance. Una buena subtrama romántica me mantendrá interesado sobre cualquier historia, sin importar cuan implausible o terrible sea la trama principal. Pero eso no significa que toda historia mejora con el romance. De hecho algunos personajes deberían permanecer muy, muy, muy lejos del romance.

Batman, quien siembra terror en los criminales de Gotham City, es un gran ejemplo de un personaje que no funciona con romance. El personaje de Batman ha evolucionado a lo largo de los años de un millonario vigilante bien preparado a una fuerza cuyo único objetivo es la justicia. Batman podrá ser capaz de tener una buena historia de amor, pero la interpretación actual del personaje por parte de DC simplemente no está hecho para el romance.

El núcleo de la representación popular (actual) de Batman es que él está destrozado por la tragedia en su infancia, realiza una cruzada de un solo hombre contra el crimen y pasa su tiempo derrotando a los enfermos mentales y peligrosos en vez de solo pagar un psiquiatra para hablar de sus muchos, muchos problemas. Él es un angustioso desastre de persona que ha reprimido sus emociones tan dentro de si, que es prácticamente incapaz de sonreír. Este no es un hombre equipado con la madurez emocional de manejar cualquier cosa que sea remotamente parecido a una relación amorosa.

También debemos considerar la dedicación de Batman en su guerra contra el crimen. Batman es comúnmente representado como un maestro táctico, un hombre capaz de pensar en una solución para cualquier situación. Es difícil imaginar que “el mejor detective del mundo” no haya pensado lo que una relación le haría a su guerra de un solo hombre contra el crimen. Batman tiene un plan para todo. Si tiene archivos con la mejor forma para destruir a sus compañeros de la Justice League, estoy seguro de que ha creado algunos “Cupid Files” diseñados para terminar cualquier relación antes de que se ponga seria. Hay un cliché en Internet de que Batman puede derrotar a cualquier enemigo con suficiente tiempo de preparación y estoy seguro de que no tendría problema en auto-sabotear su vida amorosa.

¿Pero que hay de Catwoman? ¿Que hay de Talia al Ghul? ¿Y Vicki Vale? La verdad es que todas esas mujeres se han enamorado de una de las muchas mascaras que Batman usa para conseguir sus objetivos. Catwoman se enamoró del misterio. Talia se enamoró del héroe. Vicki Vale se enamoró del playboy. Ninguna de esas mujeres se enamoró del Batman “real”, y no creo que Batman estuviera de verdad enamorado de alguna de ellas. Puede que haya sido cercano a veces, pero dudo que Batman permita que algo (o alguien) se interponga entre él y lo que considera su verdadera vocación.

Los personajes cambian, y quizá DC algún día se aleje del “Batidios” que inspiró The Dark Knight Returns que ahora vemos en películas y cómics. Pero el Batman de la actualidad es un monje guerrero moderno, una persona obsesionada con su misión, y esa misión no deja espacio para el romance.

Argumentos finales

Las mujeres en la vida de Batman necesitan estar mejor escritas, eso es definitivo. Y podemos decir lo mismo de la mayoría de personajes femeninos relegados a solo ser el interés amoroso de un personaje principal masculino. Sin embargo, el gran problema con la mayoría de los escritores de Batman es que ven las relaciones como una complicación, no como un espacio para el crecimiento. Y es así como la mayoría de la gente percibe a Batman, como esta fantasía de poder tradicional unidimensional en la que el amor es una debilidad y no una fortaleza. Hasta que Batman deje ese tipo de caracterización, seguiremos atorados en el mismo tipo de subtramas poco satisfactorias. Batman, por como está escrito ahora, no está hecho para el amor. ¿Pero saben eso que me dice? Me dice que Batman absolutamente necesita algo de romance.