De la NFL, los Denver Broncos y los bandwagon fan

Estándar

Advertencia: Esta entrada es más un rant que un artículo normal, además si no eres fan de la NFL o los deportes en general es probable que esta entrada te resulte un poco aburrida o incluso hasta molesta. Puedes continuar leyendo bajo tu propio riesgo, o irte en este instante –no me voy a molestar, en serio–, eso sí, no quiero que sientas que perdiste tu tiempo si te vas, así que les dejo el siguiente video para que se diviertan un rato.

Muy bien, después de las risas, es hora de comenzar.

El football americano es un deporte que no es sencillo de entender para muchos, sin embargo, a pesar de esto cuenta con muchos adeptos alrededor del mundo — incluyéndome — aún así su popularidad no llega a los niveles del futbol (el del video) que todos conocemos.

La liga profesional de los Estados Unidos  –NFL– ha conseguido, año con año, en contra de lo que las estadísticas dictan lograr audiencias record en su juego de campeonato, el Super Bowl. Y poco a poco más gente se hace llamar “fanática” de este deporte. Hasta ahí todo normal.

Si no han vivido debajo de una roca en el último año, habrán visto el Super Bowl en febrero, o cuando menos habrán escuchado del juego y su resultado con los Denver Broncos resultando campeones de la mano de Peyton Manning y con un excelente juego de Von Miller. Aún normal, supongo.

Esta alza de popularidad que ha tenido la NFL ha derivado en algo que la gente ha denominado Bandwagon Fans, en otras palabras, son las personas que siguen a un equipo porque va ganando y no sienten una verdadera afición por el equipo como tal. ¿Cómo nos dimos cuenta de esto? Fue relativamente sencillo, hace 3 años comenzaron a aparecer “seguidores de toda la vida” de los Seattle Seahawks, un equipo que hasta entonces no era precisamente conocido fuera de Estados Unidos y con escasos seguidores fuera de Seattle. Sin embargo, estos seguidores comenzaron a desaparecer cuando el equipo empezó a perder protagonismo, y de pronto surgieron “seguidores de toda la vida” de Carolina Panthers.

Si bien, esta clase de aficionados no daña a nadie hay otros que suelen llegar a ser insoportables, y son los que se han vuelto “seguidores de toda la vida” de equipos que han mantenido protagonismo por una buena racha los últimos años, entre ellos podemos nombrar a los Denver Broncos, New England Patriots, Green Bay Packers y Pittsburgh Steelers. Estos cuatro equipos han sido frecuentes contendientes de Playoffs desde la temporada 2010, así que se han hecho de bastantes fanáticos en los últimos años.

Comprendido lo anterior permitanme narrar mi historia. El día Lunes (24/10/16), el Moonday Football Night programado fue entre los Houston Texans y los Denver Broncos, yo soy seguidor de estos últimos desde hace muchos años, por lo que llevaba puesta mi sudadera con el logo del equipo. Me dirigía a mi casa después del trabajo, y por razones de las que no vale la pena hablar tuve que irme en transporte público. Todo era un día normal. Hasta que escuché que alguien sentado detrás de mi dice en un tono un tanto sarcástico en clara alusión a mi:

“Nada mas llegan al Super Bowl y salen fans de la nada.”

Se trataba de un señor de cerca 40 años. Intrigado decidí preguntarle cual era su equipo y desde cuando lo seguía. Su respuesta: “Patriots y desde hace varios años.” Al preguntarle cuantos años, no pudo responderme con certeza, así que decidí pedirle que me dijera algunos jugadores que recordara haber visto jugar. Ninguno de los pocos que mencionó era de antes de 2008, exceptuando obviamente a Tom Brady. Finalmente pregunté por qué había elegido a los Patriots, y su razón me pareció comprensible aunque un tanto hipócrita dado su comentario inicial:

“Antes le iba a los Vaqueros, pero como ya no ganaban nada me cambié a los Patriotas porque esos si son buenos”

Como era de esperarse, no me pude quedar callado. Y respondí de la siguiente forma.

“Efectivamente comencé a irle a los Broncos cuando los vi en un Super Bowl, pero yo tenía 11 años, los vi ganar 2 Super Bowls consecutivos, y después durante 17 años no los vi ganar nada. Me tocó verlos ser de los peores equipos de la liga en varias ocasiones, ver que ningún QB duraba más de 4 temporadas en el equipo. La diferencia entre tú y yo es que no importa el tiempo que pase, así no vuelvan a ganar, o siquiera llegar a otro SB en lo que me resta de vida, yo no voy a cambiar de equipo.”

NaNoWriMo, escribiendo una novela en un mes

Estándar

Existe una frase bastante famosa atribuida a José Martí: «Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro». Bien, la primera la he hecho varias veces, una de ellas está ahora mismo creciendo afuera de casa de mis padres, la segunda lamentablemente no depende solamente de mi, y dada la escasa cantidad de personas interesadas (al menos que yo sepa) en apoyarme con dicha tarea continuaré dejándola para después. Sin embargo, si aún no cumplo la última no ha sido por falta de intentos.

Desde hace varios años por mi cabeza rondan muchas historias, algunas serias, otras absurdas. Unas cuantas han ido a parar al papel (virtual) y otras han quedado solo en ideas. Pero ninguna a la fecha puede considerarse un libro. Si bien desde hace mucho tengo la intención de escribir un libro –una novela para ser especificos–, por muchas razones no lo he podido concretar —procrastinación principalmente— pero como ya lo mencioné, cuando menos no es por falta de intentos.

¿A qué voy con todo esto? Bueno, como podrán imaginárselo por el titulo de esta entrada, tengo la intención de participar en el NaNoWriMo de este año, y escribir una novela en 30 días. Para los que no estén familiarizados con el concepto —supongo que la gran mayoría— trataré de explicar a grandes rasgos que es el NaNoWriMo.

El NaNoWriMo (National Novel Writing Month) surgió en 1999, en Estados Unidos, cuando una veintena de amigos se propuso un reto: escribir una novela de 50 mil palabras en un mes. El mes de noviembre. El equivalente a 50 mil palabras es un libro de unas 175 páginas, o unas 80 páginas de Word en Times New Roman 12, interlineado sencillo. Con el paso del tiempo termino convirtiéndose en un evento internacional y es considerado por muchos como la forma ideal de crear un primer borrador de tu novela.

El NaNoWriMo te propone un suicidio social y/o familiar. Y prácticamente te obliga a escribir. Escribir cincuenta mil palabras en tan sólo treinta días no es tarea fácil. ¿La solución? Escribir, escribir y escribir. Cantidad sobre calidad. Al fin y al cabo tienes otros once meses para revisar y corregir lo que hayas escrito, pero en estos treinta días hay que escribir cincuenta mil palabras.

Obviamente, la novela no tiene por qué tener sólo cincuenta mil palabras, pero te comprometes a escribir al menos esa cantidad durante sólo un mes. Participar es muy sencillo, tan sólo tienes que inscribirte en la página oficial.

Aunque conozco esta iniciativa desde hace varios años, nunca me había propuesto participar, o lo había pensado pero finalmente por una u otra razón terminaba descartándolo. Sin embargo por alguna extraña razón últimamente el deseo, junto con las ganas de escribir y contar mis historias, por mas absurdas que sean, se ha acrecentado, así que en esta ocasión me dije a mi mismo: «¡Que diablos! No es que tenga mucho mas que hacer. Ademas tengo suficiente tiempo disponible».

Pero no crean que decidí participar y que el 1 de Noviembre comenzaré a escribir desde cero. Es una decisión que tome hace varios meses y desde entonces he ido preparando todo —trama, personajes, estructura— para tener una base solida sobre la cual comenzar a escribir, después de todo, esta preparación esta permitida e incluso es alentada por los mismos organizadores.

Así que, deséenme suerte, y si no hay actualizaciones en el blog durante noviembre —lo cual espero no pase— es precisamente debido a esto. Y si alguien más gusta participar, con gusto puedo ayudarles en lo que necesiten. Y no se desanimen, recuerden que se trata de escribir en realidad el primer borrador de una novela, así que no importa la calidad, sino la cantidad.

心が叫びたがってるんだ (El corazón quiere gritar)

Estándar

¿Alguna vez se han puesto a pensar en cuanto daño pueden causar las palabras?

心が叫びたがってるんだ (Kokoro ga Sakebitagatterunda), subtitulada como Beautiful Word Beautiful World, es una película del 2015 producida por A-1 Pictures (Erased, SAO, AnoHana), dirigida por Tatsuyuki Nagai (Toradora, AnoHana) y escrita por Mari Okada (True Tears, Rozen Maiden, Nagi no Asukara). El título original literalmente significa: El Corazón quiere gritar.

La historia gira alrededor de Jun Naruse una niña conocida por ser muy habladora, siempre diciendo lo que quiere. Ella sueña con ser invitada algún día a un baile en el castillo que está en la cima de la colina, pero en su inocencia no se da cuenta que dicho castillo en realidad es un Love Hotel. Un día mientras visitaba el castillo e imaginaba las fiestas que ocurrían allí, ve salir un auto conocido, el conductor es su padre y ella imagina que debe ser un principe pues ha salido del castillo. Superada por la emoción va a contárselo a su madre:  “No sabía que mi papá era un príncipe, pero la princesa no eras tú mamá”. Ella le pide que no diga nada más y que nunca vuelva a hablar de lo que vio.

Las consecuencias no se hacen esperar ya que debido a esto la madre de Jun obliga al padre a irse de la casa. Cuando Jun intenta ayudar a su padre diciéndole que si está peleado con mamá ella puede intervenir. La respuesta del padre es simplemente brutal: “Jun… en verdad te gusta mucho hablar, ¿verdad? Ahora que lo pienso, todo esto es culpa tuya”.

Mientras Jun llora por haber causado la separación de sus padres, un huevo encantado aparece y le sella la boca, de esta forma — sellando sus palabras — ella no podrá volver a herir a la gente con sus palabras.

La película en si muestra a Jun como estudiante de preparatoria y los problemas que sufre por no poder hablar, así como su lucha por liberarse de la “maldición” que le impide hablar, y de cómo esa lucha afecta a sus compañeros de clase y hasta a su madre misma. La interacción de Jun con los otros personajes es interesante, puesto que, al ser elegidos como comité organizador de un evento de la escuela, nos encontramos con otros 3 personajes que, aunque parece que no, comparten algo, cada uno a su manera, con Jun.

Si bien esta película no va a arrancarles las lágrimas estilo Ano Hana y ese último 「メンマ、見付け−た!」(“Menma, ¡te encontramos!”) de los protagonistas justo al final de la serie, sí hace reflexionar en lo que las palabras significan y de cómo éstas pueden herir a las personas de formas que quién las emitió ni siquiera se imagina. Y que no importa que te arrepientas de decirlas, nunca podrás retirarlas.

Con una trama sencilla, pero bien desarrollada. Completamente recomendada para aquellos que gustan de historias al estilo de AnoHana: juventud y sus problemas, pero problemas no tan superficiales, y de cómo lidiar con ellos mientras se intenta tener una vida normal como estudiantes.

Los personajes están muy bien desarrollados y aunque no conocemos realmente mucho sobre ellos — con excepción de Jun — nos podemos dar cuenta que todos de algun modo comparten con Jun ese sentimiento de tener algo que decir y no poder hacerlo. En cuanto a la animación simplemente puedo comentar que es impresionante en muchos momentos, con una gran atención a los detalles y escenarios (basados en la ciudad de Chichibu) en ocasiones bastante realistas.

Sin más que agregar, les dejo el trailer de esta buena película y les recomiendo verla en cuanto puedan.